Saltar al contenido
Info PC Gamer

¿Se Puede Utilizar un Procesador Dual Core para Juegos? ¿Vale la Pena?

procesador dual core para juegos

Respuesta:

Dada su tendencia a limitar en gran medida el rendimiento de las tarjetas gráficas más potentes, los procesadores dual core no son buenos para juegos en 2021.

Dicho esto, si no tienes un presupuesto extremadamente ajustado, es mejor que ahorres algo de dinero extra y te hagas con un procesador Intel Core i5 o AMD Ryzen 3.

Hay dos especificaciones principales por las que la gente juzga los procesadores: la velocidad de reloj y el número de núcleos. Y con la tecnología cada vez más avanzada, los procesadores dual core de antaño empiezan a parecer cada vez más obsoletos.

Pero, ¿lo están realmente?

Si estás montando una PC gaming de bajo coste o simplemente buscas recortar gastos siempre que puedas, seguro que te preguntas si un procesador de doble núcleo es bueno para jugar. A continuación responderemos a esta pregunta, así que sigue leyendo.

Cómo Elegir una CPU para Juegos

En primer lugar, consideremos lo importante que es una CPU multinúcleo para el rendimiento en el juego.

A decir verdad, la gente suele sobrestimar o subestimar la importancia de una CPU en un PC gaming. De hecho, algunos se apresuran a invertir en un i7 innecesariamente potente, mientras que otros escatiman en la CPU y terminan haciendo un cuello de botella a la GPU más potente.

No hace falta decirlo: la GPU es el componente más importante de un PC gaming. La GPU elegida debe ser la vara por la que se mida la CPU. Lo más importante es asegurarse de que la CPU pueda exprimir al máximo el potencial de la GPU.

Pero, ¿pueden los dual core modernos hacer eso, dado que los juegos de hoy en día están diseñados para aprovechar los múltiples núcleos e hilos que aportan las CPU más recientes?

¿Qué Procesadores Dual Core Hay?

Hoy en día existe una selección limitada de procesadores dual core, y sólo mencionaremos las series que aún se pueden comprar nuevas, excluyendo las descatalogadas que sólo se pueden adquirir de segunda mano.

Serie A de AMD

procesador dual core amd

Utilizando el socket FM2, los procesadores AMD de la serie A vienen con gráficos integrados y son los más populares entre los portátiles y los ordenadores de sobremesa no destinados a juegos. Aunque son bastante prácticos en algunas máquinas, son muy poco adecuados para los gaming.

En concreto, incluso el procesador más potente de la serie A acabará por dar un cuello de botella a una humilde GTX 1050. Esto significa que se verán sometidos a una gran presión durante las sesiones de juego, produciendo mucho calor, mientras que la GPU no podrá utilizar todo su potencial.

Si combinamos esto con lo anticuado que es el socket FM2 y con el hecho de que ningún procesador nuevo, aparte de la serie A, se basará en él, queda totalmente claro por qué estos procesadores no son una inversión inteligente a largo plazo para un gamer.

Intel Celeron

procesador celeron dual core

La serie de procesadores Intel Celeron está muy cerca de la serie A de AMD en todos los aspectos: precio, rendimiento y público objetivo. Una ventaja que tienen, sin embargo, es que utilizan el mismo socket LGA1151 que usan todos los procesadores Intel actuales. Por lo tanto, si se opta por un Celeron como solución temporal, quedan abiertas muchas posibilidades de actualización, que dependen además del chipset de la placa base.

En definitiva, si necesitas la CPU más barata posible sin descartar posibles actualizaciones futuras, cualquiera de los últimos modelos Celeron es una buena opción.

Intel Pentium

intel pentium dual core

Hace tiempo, si un ordenador doméstico tenía una CPU Pentium, se consideraba inmediatamente una bestia. Hoy, sin embargo, la serie ha perdido esa clase de gloria y ahora sólo sirve de puente entre los procesadores gaming y económicas.

En términos de rendimiento, está muy por encima de los procesadores Celeron y de la serie A, y puede que sea el único dual core realmente apto para juegos que queda. Supera a las dos series mencionadas y se acerca más a un procesador Core i3 en términos de rendimiento.

Eso, y el hecho de que también utilice el socket LGA1151, le permite mantener el potencial de actualización del Celeron, siendo al mismo tiempo mucho más potente.

Intel Core i3 de 7ª Generación

procesador dual core vs i3

La 7ª generación de procesadores Core i3 se diferencia de todas las anteriores en que no son «verdaderos» dual cores. En su lugar, utilizan la tecnología hyper-threading de Intel, que permite a cada núcleo manejar dos tareas simultáneamente. Esto hace que estos modelos tengan un total de cuatro núcleos lógicos, lo que los convierte en procesadores quad-core.

Este enfoque se abandonó con los últimos modelos i3 de 8ª generación, ya que se actualizaron para venir con cuatro núcleos físicos en respuesta al gran regreso de AMD en forma de la serie Ryzen, que se lanzó gradualmente a lo largo de 2017.

Ahora, todo lo que se dijo sobre la capacidad de actualización sigue en pie, y los procesadores i3 de 7ª generación son los más potentes que mencionaremos aquí. Sin embargo, hay un problema particular con ellos: no han recibido ningún recorte de precio significativo. Siguen costando casi lo mismo que los modelos más potentes de la 8ª generación i3, por lo que adquirir uno a estas alturas sería bastante contraproducente.

La única situación en la que deberías considerar una de estas CPUs es si las encuentras con un gran descuento o puedes conseguir una usada por un precio más bajo. Hablando de eso…

Procesadores de Segunda Mano

procesador dual core es bueno para juegos

Por supuesto, siempre existe la opción de conseguir un procesador de segunda mano, que puede ser de una generación anterior o pertenecer a una serie que ha sido descatalogada, como las que se muestran arriba.

Aconsejamos no comprar una CPU de segunda mano a menos que sea de un vendedor fiable, es decir, alguien que conozcas o que tenga buenas valoraciones en Internet.

Comprar hardware de una fuente poco fiable podría acarrear varias complicaciones. No hay garantía y no hay forma de saber en qué estado se encuentra el procesador. Imagínate que consigues un i3-7350K de segunda mano, que se compró el año pasado, sólo para que muera en un mes porque el anterior propietario lo había estado overclockeando hasta el extremo.

Conclusión: ¿Vale la pena un Procesador Dual Core para Juegos?

Nuestra respuesta tendría que ser: no, al menos no en la mayoría de los casos.

Si bien son más que adecuados para los no-gamers, los procesadores dual core actuales acabarán por hacer cuello de botella en todas las tarjetas gráficas, salvo las más baratas, en mayor o menor medida.

Sólo hay dos situaciones en las que sugeriríamos adquirir una CPU dual core:

  1. Quieres conseguirlo como solución temporal antes de actualizarlo en un futuro próximo
    En este caso, te aconsejamos que adquieras un Celeron, ya que es el más barato con diferencia y permitirá que tu GPU más potente funcione, aunque no a su máximo potencial.
  2. No puedes permitirte nada más caro
    Si lo que quieres es montar un PC gaming económica, te aconsejamos que te quedes con un Intel, preferiblemente un Pentium para mejorar el rendimiento, si te lo puedes permitir. Si no, un Celeron también servirá. Es mejor dejar de lado la serie A de AMD, porque no sólo limitan el potencial de actualización, sino que también tienen un peor rendimiento y se calientan mucho más.